El azulejo de la Virgen del Pópulo de Sevilla.

Compartir

El azulejo de la Virgen del Pópulo, presidía la portada del desaparecido convento del mismo nombre, en el barrio del Arenal. Hoy lo encontramos en el Museo de Bellas Artes de Sevilla, en el conocido como Claustro de los Bojes.

La visita al museo es una de las más recomendables que un turista o un sevillano pueden hacer en nuestra ciudad. El museo vale la pena por muchísimas cosas pero voy a destacar tres: por ser una de las pinacotecas más importantes de España; por encontrarse en un edificio maravilloso que ya merece la pena conocer por sí mismo (el antiguo convento de la Merced), y por último por la importante colección de azulejos que alberga, muchos procedentes de conventos desaparecidos como el de San Pablo o el del Pópulo.

El antiguo convento del Pópulo se funda por la orden de los Agustinos Recoletos en 1624 y de él nos queda tan solo el recuerdo; algunas imágenes y retablos que se encuentran en la iglesia de la Magdalena; algunos azulejos que podemos ver aún, como antes he dicho, en el Museo de Bellas Artes; y algunas pinturas conservadas aquí y otras en el Museo de Huelva.

Una vez desamortizado el convento, se convierte en cárcel en 1837, sustituyendo a la Cárcel Real, situada en la calle Sierpes y lugar donde estuvo encarcelado Miguel de Cervantes. Ya bien entrado el siglo XX, la cárcel funcionaría hasta 1932, siendo en 1937 cuando el edificio sería demolido. En el lugar se construye un nuevo edificio, el Mercado de Entradores y décadas después se convierte Mercado de Abastos, uso que mantiene aún en la actualidad.

El retablo cerámico de la Virgen del Pópulo es uno de los principales restos que nos quedan del antiguo convento y se encuentra actualmente presidiendo el Claustro de los Bojes del museo, conocido así por las plantas que lo decoran, siendo un magnífico ejemplo de la arquitectura barroca del siglo XVII obra de Juan de Oviedo.

El azulejo es un magnífico ejemplo de azulejería sevillana del siglo XVII, en concreto fechado en 1670 y llega aquí tras la desamortización del convento. Al igual que llega este retablo de azulejos, llegan el resto de paneles cerámicos que componían la fachada de entrada al mismo. Esta se componía, además de la Virgen en el centro, sobre la puerta principal, de una serie de santos relacionados con la orden de los Agustinos.

Los retablos se leen de abajo hacia arriba y de izquierda a derecha pero, si lo hago al contrario, es decir, empezando de arriba hacia abajo, al poner las fotografías, se puede ver como sería el retablo realmente, siendo más didáctico y más fácil de imaginar.

Las próximas siete fotografías, pertenecen a la web retabloceramico.net y nos servirán para imaginar cómo era esta fachada del convento del Pópulo. Comenzando desde arriba, rematando todo el conjunto, San Agustín con Jesucristo y la Virgen:

En el tercer cuerpo estarían San Nicolás de Tolentino a la izquierda y Fray Juan de Sahagún a la derecha:

Bajo estos, a la izquierda aparecería Santa Mónica a la izquierda y Santa Clara de Montefalco a la derecha:

Abajo tendríamos a la izquierda al Papa San Gelasio y a la derecha el Obispo Santo Tomás de Villanueva.

No sería esta la única portada retablo de la época en Sevilla, de hecho fue algo relativamente habitual. Fachadas compuestas a modo de retablo donde se mezclaban imágenes de bulto redondo con paneles cerámicos, como si de un retablo se tratase. Ejemplos conservados los tenemos en la Capilla de San Jorge del Hospital de la Santa Caridad o en la iglesia del Sagrado Corazón en la calle Jesús del Gran Poder.

De la fachada del antiguo convento del Pópulo solo contamos con un par de documentos gráficos: una antigua fotografía donde puede intuirse, parte de la antigua portada, y un grabado de Tortolero, donde se representa la entrada triunfal de Felipe V en la ciudad y que muestra, entre otras cosas, la fachada del convento. En él se puede ver a la Virgen del Pópulo como centro de la portada.

Pedro Tortolero fue pintor, grabador y dorador. Aparte de encontrarlo trabajando en obras tan importantes de Sevilla como pinturas en la iglesia de San Nicolás, San Isidoro o Santa Catalina, nos dejó importantes documentos históricos como son sus grabados de la Sevilla de su época, el siglo XVIII. Otro ilustre personaje al que Sevilla (como a tantos otros), olvidó dedicarle al menos una de sus calles.

La Virgen del Pópulo descansa hoy en uno de los claustros con más encanto de la ciudad, en uno de los edificios más bonitos de Sevilla, en una de las colecciones de arte más importantes de España. Recuerden: Claustro de los Bojes en el Museo de Bellas Artes de Sevilla. La entrada es gratuita para todos los ciudadanos de la Unión Europea y tiene el precio (casi simbólico) de 1´5 euros para ciudadanos de fuera de la UE. Si vienes por Sevilla, no dudes en visitarlo, y si eres o vives en Sevilla y aún no lo conoces, no deberías dejar pasar más tiempo sin conocer el lugar.

Por último, me gustaría recordar algo que como trianero no puedo obviar. Forma parte de la historia del lugar del que estamos hablando y es una de las imágenes clásicas de la Semana Santa sevillana de inicios del siglo XX.

El edificio funcionó como cárcel desde 1837 y la hermandad de la Esperanza de Triana tenía la costumbre de parar sus pasos al pasar por la cárcel, para que los presos pudieran rezar y cantar saetas a los titulares cada mañana de Viernes Santo. Esta clásica estampa se estuvo repitiendo hasta 1932, año en el que la cárcel cerró sus puertas y los presos fueron trasladados a una nueva prisión, ya a las afueras de la ciudad.

La escena de la Esperanza de Triana vuelta mirando hacia la cárcel recibiendo el canto de las saetas de los presos, insipiró al compositor Manuel Font de Anta para su "Soleá dame la mano", una de las joyas musicales de la Semana Santa de Sevilla. Aunque la marcha fue registrada a comienzo de la década de 1920, parece que el estreno se produjo en 1918.

Una vez desaparecido el antiguo edificio, la hermandad colocó en 1955 un azulejo en el lugar, con la imagen de la Virgen de la Esperanza, la cual sigue pasando cada mañana de Viernes Santo a los sones de "Soleá dame la mano" por la antigua calle del Pópulo, hoy Pastor y Landero.

A continuación dejo un video donde poder escuchar la marcha. Es una grabación de la Banda de Música Las Cigarreras, con imágenes de la película "Semana Santa" de Manuel Gutierrez Aragón y Juan Lebrón, realizada en 1992 con motivo de la Exposición Universal de Sevilla. Recomiendo escucharla con auriculares.

VER VIDEO

 

A CONTINUACIÓN TIENES OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG QUE TAMBIÉN PODRÍAN INTERESARTE:

Si quieres organizar tu visita privada en Sevilla para ti, tu familia, amigos o para cualquier otra información, no dudes en contactar conmigo sin ningún tipo de compromiso. Puedes escribirme a:

WHATSAPP: +34637370456

CORREO ELECTRÓNICO: info@tuguiadesevilla.com

Puedes seguirme en:

Facebook: Tu guía de Sevilla

Instagram: Tu guía de Sevilla

 

José Manuel Villalba Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba