AD UTRUMQUE y el azulejo del León del Alcázar.

Compartir

"Ad Utrumque" es lo que nos muestra en su pecho el león de la puerta principal del Real Alcázar de Sevilla cuando lo visitamos. Misterioso mensaje de bienvenida al palacio que levantara el rey don Pedro I y que vamos a descubrir a lo largo de las próximas líneas.

Como ya comentamos en el artículo anterior sobre la Puerta del León del Alcázar de Sevilla, esta fue abierta por orden de Pedro I, como parte de la construcción del palacio que realizó a mediados del siglo XIV en el interior del recinto palatino. La Puerta del León era el inicio de un itinerario perfectamente diseñado que llevaría al visitante desde el exterior del Alcázar hasta las plantas del soberano, cargado de intenciones y simbolismo.

La representación del león la encontramos sobre un paño formado por 150 azulejos, donde el animal aparece sobre fondo blanco. Fue realizada con la técnica de cuerda seca por Manuel Tortosa Fernández en la fábrica de cerámica trianera de José Mensaque Hermano y Compañía en 1892, según dibujo y asesoramiento histórico de José Gestoso y Pérez. El azulejo vino a sustituir una antigua pintura del mismo tema, de la que se desconoce el autor y la época, pero de la que sabemos que fue restaurada en varias ocasiones. En 18 fue intervenida en 1876 por el pintor Joaquín Domínguez Bécquer, tio segundo de los insignes Gustavo Adolfo y Valeriano Bécquer. No sabemos por tanto desde cuándo existió la pintura del león, ni si fue mandada realizar por Pedro I o es posterior. La imagen más antigua que conservamos es gracias a un dibujo Richard Ford realizado en 1832 aunque en él no se distingue bien el diseño del león, algo que sí se aprecia en el dibujo que Joaquín Guichot realiza sobre el Archivo de Indias y que permite ver al fondo la Puerta del León. Curiosamente, en este dibujo, el león aparece representado en la postura inversa a como lo hace desde 1892 en los azulejos, con la cabeza a la derecha.

El azulejo nos muestra un león, símbolo desde la antiguedad del poder y la fuerza de los grandes gobernantes, primero utilizado por las culturas orientales y posteriormente adoptado en Occidente. Sobre la cabeza, el león porta corona como señal de realeza y de representación del monarca y en la mano derecha una cruz, dejando claro la religión que profesa la monarquía reinante y dominante. El león pisa con sus garras una bandera y en el pecho una filacteria o banda donde podemos leer "Ad Utrumque", un lema que resume a la perfección el reinado de don Pedro I.

¿Qué significa Ad Utrumque?

Viene de la expresión latina "Ad Utrumque Paratus", del poeta Virgilio en La Eneida, donde el comandante griego Sinón grabó en el interior del Caballo de Troya una arenga, durante la víspera del asalto a la ciudad, para mantener alta la moral de su tropa. Con esta frase, se les decía a los soldados que no había más alternativas, era vencer o morir y que para ambas había que estar preparado. Podríamos interpretarlo por tanto como "Y preparado (también) para lo otro", "Preparado para cualquiera de las alternativas" o "Preparado para ambos"; Dicho en lenguaje coloquial, podríamos traducirlo como "Preparado para todo" o "Dispuesto a todo", había que estar dispuesto a ganar, pero también preparado para morir.

El "Ad Utrumque Paratus" aparece como emblema de diferentes organizaciones, como por ejemplo en el Arma Submarina Española desde 1915.

No sabemos si este león y este lema fueron colocados ahí por don Pedro, en homenaje a él o simplemente como mensaje de advertencia al monarca que traspasara sus puertas y que debería estar  "preparado para todo", como los soldados que atacaron Troya. Algunos historiadores incluso piensan que podría ser una representación simbólica del propio Pedro I.

Sea como fuere, el lema es bastante representativo del reinado de Pedro I, monarca que manda abrir la Puerta del León y que reforma todo este acceso principal al recinto, para integrarlo en la construcción del nuevo palacio mudéjar a mediados del siglo XIV.

Don Pedro I de Castilla, llamado "Justiciero" por sus partidarios y "Cruel" por sus detractores, reinó entre 1350 y 1369 y aunque no vamos a entrar en profundidad en su biografía, sí al menos comentar los aspectos que nos ayudarán a entender por qué "Ad Utrumque" es un lema tan representativo de sus años como monarca.

Don Pedro sufrió el rechazo durante su reinado tanto de su familia como de gran parte de la nobleza castellana, dos frentes abiertos que lo acompañarán hasta su muerte, a manos de su hermanastro Enrique.

Por un lado Pedro se casó con Blanca de Borbón pero su verdadero amor fue María de Padilla, su amante. Que la amante del rey viviera en el Alcázar junto al monarca mientras su esposa vivía encarcelada y repudiada por él, le costó el rechazo de gran parte de la nobleza castellana, más aún cuando tras morir María de Padilla y legitimarla como esposa, sus cuatro hijos se convertían en los legítimos herederos al trono.

Por otro lado, don Pedro I tuvo que enfrentarse a su familia. era hijo de Alfonso XI y María de Portugal y por tanto heredero legítimo pero su padre, tuvo diez hijos con su amante Leonor de Guzmán y estos lucharon durante años para intentar arrebatarle el trono a Pedro, algo que finalmente sucedió. Don Pedro I murió a manos de su hermanastro Enrique en Montiel, convirtiéndose este en el nuevo rey de Castilla: Enrique II.

Se cerraba así la etapa de los monarcas de la Casa de Borgoña, que conquistó Sevilla a los musulmanes con Fernando III y se inaugura una nueva etapa de reyes castellanos con la Casa de Trastámara y Enrique II como primer rey.

Don Pedro I de Castilla, Justiciero o Cruel, como prefieran apodarlo, pasó su vida "dispuesto a todo", "preparado para todo"; enfrentándose a nobles, hermanos y a su propio padre; construyendo un palacio "a la morisca" que compartió con su amante y que formó parte de su programa de reivindicación constante como rey legítimo frente a bastardos. El estudio del Palacio de don Pedro en el Alcázar nos deja ver toda una declaración de intenciones, llena de mensajes y símbolos de alguien que reinó, pero viéndose obligado a reivindicar constantemente su lugar, en alerta perenne ante la amenaza de la mayor parte de sus súbditos, viviendo cada día de su mandato "Ad Utrumque Paratus".

A CONTINUACIÓN TIENES OTROS ARTÍCULOS DEL BLOG QUE TAMBIÉN PODRÍAN INTERESARTE:

Si quieres organizar tu visita privada en Sevilla para ti, tu familia, amigos o para cualquier otra información, no dudes en contactar conmigo sin ningún tipo de compromiso. Puedes escribirme a:

WHATSAPP: +34637370456

CORREO ELECTRÓNICO: info@tuguiadesevilla.com

Puedes seguirme en:

Facebook: Tu guía de Sevilla

Instagram: Tu guía de Sevilla

 

José Manuel Villalba Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba