El NO8DO de Sevilla: origen, leyenda y verdad.

Compartir

¿Qué significa el NO8DO de Sevilla?

Esa es la primera pregunta que se hace el visitante cuando pasea por Sevilla. El NO8DO de Sevilla lo encontramos por toda la ciudad, en edificios, en azulejos o en el mobiliario urbano, pero ¿se sabe realmente su significado? ¿Sabemos dar la respuesta correcta al amigo, familiar o visitante que llega a nuestra ciudad y ve el NO-Madeja-DO escrito en cada rincón? Hoy conoceremos su origen, la leyenda y la realidad.

Tradicionalmente se da como explicación algo que en realidad es una leyenda, y es que a lo largo de la historia, una serie de hechos y coincidencias nos han llevado a dar por hecho algo que tiene más de leyenda que de realidad. Vamos a ver aquí la que hasta ahora parece la hipótesis que más se acerca a la verdad, o al menos la que parece más factible de todas las que circulan por Sevilla.

LEYENDA SOBRE EL ORIGEN DEL NO8DO.


La leyenda nos lleva al reinado de Alfonso X El Sabio y al enfrentamiento que este tuvo con su segundo hijo varón, Sancho. El heredero de Alfonso X era su primogénito, Fernando de la Cerda, pero su muerte prematura hizo que Sancho reivindicara sus derechos como heredero legítimo, enfrentándose a parte de la nobleza y a su propio padre, el cual murió habiéndolo desheredado en beneficio de los hijos de Fernando. Tradicionalmente, si el primogénito moría, los derechos a heredar el trono pasaban al siguiente hijo varón. Sin embargo, en el recién aprobado Código de las Siete Partidas, creado por el propio Alfonso X, el derecho al trono recaía en el primogénito del fallecido, provocando en este caso la disputa entre los herederos de Fernando de la Cerda y Sancho. En estos enfrentamientos, los nobles y las ciudades de Castilla y de León se decantaron por uno u otro bando, viéndose Alfonso X con pocos apoyos. Uno de estos apoyos se lo dio Sevilla, que siempre se mantuvo junto a él. Como agradecimiento, el rey otorgaría a la ciudad el título de Muy Leal. Es en este contexto donde aparece el NO8DO, emblema que vendría a simbolizar el apoyo brindado por Sevilla: "Sevilla No-Madeja-Do". Sevilla contó por tanto con su escudo de armas donde aparecen el rey Fernando III custodiado por los santos Leandro e Isidoro, ambos obispos de la ciudad y aparte el NO8DO, usadas por el Ayuntamiento como "Armas Chicas" y que como veremos, acabaron desplazando al pendón histórico de la ciudad.

De todo esto noy hay documentación que lo sustente como para poder afirmar que fue así, por lo tanto todas son hipótesis al respecto. Los hechos narrados ocurren en la segunda mitad del siglo XIII, sin embargo, el NO8DO más antiguo que conservamos está en la Sala Capitular Baja del Ayuntamiento de Sevilla, realizada por Diego de Riaño casi trescientos años después del reinado de Alfonso X.

Lo mismo ocurre con la primera referencia escrita que tenemos. Esta llega en 1588 de la mano de Gonzalo Argote de Molina en su Elogios, armas, insignias i devisas de las reinas, infantes, condes, ricoshombres, cavalleros i escuderos fijosdalgo contenidos en el repartimiento de la mui Noble y mui Leal ciudad de Sevilla. En sus escritos podemos leer: "Rebelóse contra el rey don Alonso el infante don Sancho, su hijo, y tuvieron su boz todos los reinos. Sólo Sevilla tuvo siempre su boz, por lo qual dio a esta ciudad por empresa una madexa con quatro letras .NO.DO. y la madexa en medio, que juntando con ellas el nombre de la madexa quiere dezir no me a dexado. Y esta devisa se vee en el cabildo viejo de Sevilla, y en la imagen que llaman de nuestra señora de las Madexas en la puente de entre la pila de los caños de la puerta de Carmona de Sevilla y Sant Benito; ((otros dizen que el cabildousó desta devisa para significar por ella que lo que en él se tratase no fuese madexado sino liso y sin madexas)).

Argote de Molina nos da algunos datos importantes como son el hecho de que el NO8DO apareciera en el primitivo Cabildo, es decir, en el antiguo Corral de los Olmos, sede tanto del cabildo civil como del religioso hasta que se levanta la nueva sede, ya independiente del Cabildo civil en el XVI. También nos cita el acueducto de los Caños de Carmona, en concreto la parte donde se había colocado la imagen de la Virgen de las Madejas. Esta parte del acueducto servía de alcantarilla o de puente para salvar el arroyo Tagarete. Estos datos aparecen también en escritos posteriores como en los del Abad Gordillo.

En época más reciente, Emilio Carrillo Benito en su libro El NO8DO de Sevilla: Significado y origen nos lleva más allá, concretamente a las aspiraciones al trono imperial alemán de Alfonso X, algo que explicaría el motivo de ese NODO como "nodus-nudo" y la madeja que los une como representación gráfica de ese nudo. Esto se refuerza con la idea de que el número "8" es imagen de unión en su doble condición de número (de la justicia y de la equidad, y número favorito para los templarios) y figura geométrica (nudo o madeja). No era la primera vez que el NO8DO nos lleva al "nudo" como símbolo de poder, recordando el Nudo Gordiano clásico, tantas veces utilizado con este significado.

Si leemos a Diego Ortiz de Zúñiga, este nos da otra de las claves y es un apellido, el de una familia: los Villafranca. En sus Anales eclesiásticos y seculares de la Muy Noble y Muy Leal ciudad de Sevilla, cuya primera edición es de 1677, nos dice: "Expresa el Rey bien claro ser los que lo seguían y obedecían solo los que confirmaron ilustre testimonio de la lealtad de Sevilla, que sola se mantuvo en su obediencia, porque se ellos tuvieron con nusco, y en este tiempo la honró con la significativa empresa y mote de la Madexa, cuyo cuerpo y letra trabado, se formó de las dicciones NO DO, que juntas dicen Nodo; nudo o unión de sujeta obediencia; e interpuestas la Madexa. NO Madexa DO. Empresa que desde entonces puso Sevilla con sus blasones; y hallo en Memorias antiguas, que dio el Rey esta empresa y mote por mano de un caballero del linaje Villafranca, muy su favorecido; causa de que también los Villafranca lo pusiesen con sus armas. Vivía Nicolás Pérez de Villafranca, Escribano mayor del Cabildo; y acaso fue el mismo".

Con todos estos datos sobre la mesa, entra en juego Rafael Sánchez Saus, dándonos la que probablemente sea la hipótesis más lógica y cercana a la realidad.

¿CUÁL ES EL VERDADERO ORIGEN DEL NO8DO?


La versión más probable de esta historia y seguramente la más cercana a la realidad nos la da el historiador Rafael Sánchez Saus, Catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Cádiz. Su implicación en la búsqueda del origen del NO8DO viene a raíz de un encargo que le llega desde el Ayuntamiento de Sevilla.

Sería a comienzos de 1992 y ante la inminente llegada de la Exposición Universal de Sevilla cuando el Ayuntamiento hispalense decidió dotar a la ciudad de una bandera que la representase, algo de lo que Sevilla carecía hasta ese momento. La ciudad tenía como principales símbolos el escudo de armas con el rey Fernando III entre los santos Leandro e Isidoro y el pendón de San Fernando pero no una bandera (algo más habitual de lo que creemos). El por aquel entonces alcalde, Alejandro Rojas-Marcos, decide que una comisión de expertos estudiase la adecuación de la divisa NO8DO como futura bandera local y sus características. A esa comisión fue requerido Sánchez Saus. Diferentes circunstancias harían que todo se retrasara, que no se utilizara para la Expo del 92 y que hubiera que esperar a marzo de 1995 y la boda de la infanta Elena en la ciudad. El rey Juan Carlos, presente en la ciudad para la boda de su hija, haría entrega de la bandera a la corporación municipal en un acto solemne y la bandera con el NO8DO sería izada oficialmente por primera vez. Fue muy bien acogida en la ciudad, hasta el punto que serían muchos los sevillanos que quisieron decorar sus balcones con la nueva bandera. En lo oficial, la nueva bandera fue ganando terreno al pendón histórico con el escudo del rey Fernando III y los santos Leandro e Isidoro hasta relegarlo a un segundo plano.

Rafael Sánchez Saus aprovechó el hecho de ser requerido para dar forma a la bandera que representaría a la ciudad para indagar e intentar llegar al origen de esta divisa o empresa. Él recoge todo lo sabido hasta la fecha y entre otros muchos datos, la referencia de Argote de Molina a la aparición del NO8DO en el Corral de los Olmos y su posterior aparición en el nuevo Consistorio, así como la de los Caños de Carmona y la Virgen de las Madejas. De Ortiz de Zúñiga recoge las referencias a los Villafranca.

Los datos recopilados por Sánchez Saus empezaron a apuntar hacia un miembro de esta familia, en concreto a Francisco de Villafranca, obrero mayor de la ciudad desde 1437 a 1474 y miembro de una familia vinculada al concejo hispalense desde, al menos, finales del siglo XIII. Para él, el NO8DO sería una divisa o empresa personal de Francisco de Villafranca, ¿qué significa esto? Las divisas, empresas o motes eran emblemas de carácter personal, nunca familiar ni institucional, por lo que solo los individuos particulares las creaban y usaban. La moda del empleo de las divisas se introduce en España a finales del siglo XIV, primero entre los reyes y posteriormente entre nobles y caballeros, en los que llega a alcanzar gran difusión a comienzos del siglo XV. Al ser estas divisas de carácter personal, provocaba que su difusión fuese menor que el de las armas familiares (escudos o blasones), que el significado del jerogífico que siempre formaban no trascendiese del ámbito privado y que frecuentemente se perdiesen al cabo de algunos años, excepto las vinculadas a personajes muy relevantes.

En este contexto cobra importancia un texto atribuido a Pedro Mexía en el que se menciona a Francisco de Villafranca como el responsable de la colocación del NO8DO en la alcantarilla sobre el río Tagarete, debajo de la imagen de la Virgen de las Madejas, también entronizada por él y junto a las armas de los Villafranca. Lo confirma Francisco de Medina en otro revelador texto "vense estas armas de Villafranca y la empresa en los caños de Carmona, sobre la puente, junto a una imagen, que están allí ambas cosas porque en una tempestad de viento que llevó los arcos del agua fue comisario de la obra este regidor Villafranca, y allí puso la madeja y la letra, la empresa y sus armas".

Francisco de Villafranca ostentó como hemos dicho el cargo de obrero mayor de la ciudad entre 1437 y 1474, es decir, era la persona encargada por el cabildo de la planificación, contrata y supervisión de las obras municipales. Sabemos por tanto que en las obras del puente sobre el Tagarete no dudó en firmar su intervención con sus armas familiares y con su supuesta divisa o empresa, el NO8DO. ¿Lo hizo en otros edificios de la ciudad? Supuestamente dejaría su divisa en el Corral de los Olmos, durante las obras que se llevaron a cabo entre 1438-39 en su interior y en la fachada (bajo su mandato como obrero mayor), y sabemos que se corservó al menos hasta 1588 según el texto citado anteriormente de Argote de Molina. Que Villafranca se sintiera legitimado para colocar sus armas familiares o personales no era nada extraño, pues abundan ejemplos similares de cargos civiles y ecesiásticos.

Esta misma divisa la colocó en su torre defensiva a mediados del siglo XV junto a sus casas principales en lo que hoy es la Plaza de la Encarnación, conservándose hasta su demolición en 1811 para la construcción del mercado de abastos.

El recuerdo de la personalidad y de los hechos de Francisco de Villafranca no resultó ser lo suficientemente fuerte y tras su muerte, la ausencia de heredero varón, la pérdida del oficio por linaje, la desaparición del apellido de los cargos concejiles y la venta de sus casas (con el NO8DO impreso en la torre), primero a los Martel y luego a los Saavedra, habrían contribuido a que pocos años después de su muerte, fueran ya pocos en Sevilla los que siguieran asociando la enigmática madeja y el NO-DO con su creador. Al construirse el nuevo Cabildo por Diego de Riaño, posiblemente por desconocimiento, se creyó conveniente que el NO8DO que figuraba en la fachada del Corral de los Olmos apareciera también en la nueva sede, alimentando la vinculación del símbolo con la municipalidad. De esta forma el NO8DO se convertiría sin saberlo en emblema de la ciudad, asociado a la municipalidad y a edificios emblemáticos, y por ello destinado a legitimarse como vínculo entre la Corona y Sevilla. Los historiadores y cronistas del XVI, del XVII y posteriores, no harían otra cosa que seguir los pasos de Argote de Molina ante la imposibilidad de dar otra razón, naciendo la leyenda y el mito para explicar lo que no tenía explicación. En una carta que José Gestoso escribe a José Melida en 1899 dice: "En ninguno de los muchos papeles que he visto en los archivos de la Catedral, del Alcázar y del Municipio, jamás he encontrado no ya el primer escudo con el trono vacío, sino tampoco el del NO8DO, pero ni rastro de ellos".

Resumiendo, esta teoría de Sánchez Saus nos lleva a pensar que el famoso NO8DO fuera la divisa o empresa personal de Francisco de Villafranca, obrero mayor de Sevilla y que durante su cargo como tal, colocó su jeroglífico en edificios donde se llevaron a cabo obras o reformas durante su mandato. Tras morir, su legado fue cayendo en el olvido, siendo poco conocida en la ciudad su vinculación con el famoso NO8DO, al que se le buscaron una vinculación tanto con el Cabildo como con la Corona, intentando explicar su origen. Tenemos por tanto donde elegir, entre leyenda y datos históricos, ¿con cuál te quedas?

Si quieres organizar tu visita privada en Sevilla para ti, tu familia, amigos o para cualquier otra información, no dudes en contactar conmigo sin ningún tipo de compromiso. Puedes escribirme a:

WHATSAPP: +34637370456

CORREO ELECTRÓNICO: info@tuguiadesevilla.com

Puedes seguirme en:

Facebook: Tu guía de Sevilla

Instagram: Tu guía de Sevilla

 

José Manuel Villalba Rodríguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba