Visita guiada de la Casa de Pilatos

visita,guiada,casa,de,pilatos,sevilla

¿POR QUÉ VISITAR LA CASA DE PILATOS?

Realizar una visita guiada de la Casa de Pilatos de Sevilla es algo que realmente te deberías plantear si visitas la ciudad. Es tras el Real Alcázar el mejor y más hermoso ejemplo de arquitectura civil sevillana. Es un lugar increíble y si te explican su apasionante historia, te alegrarás de haberlo visto, de hecho te diría que no deberías irte de Sevilla sin conocer este lugar mágico. Tu Guía de Sevilla puede gestionar tus entradas anticipadamente para evitar filas y esperas innecesarias.

Una visita guiada de la Casa de Pilatos requiere al menos una hora y media de tiempo para recorrer las diferentes salas, patios y jardines que componen el palacio. Podemos considerarla como la casa palacio más interesante y hermosa de la ciudad, es algo que no te esperas y te sorprenderá desde el primer momento.

¿Qué veré durante la visita guiada de la Casa de Pilatos?

Se comienza a construir en 1483 por iniciativa de Pedro Enríquez de Quiñones (IV Adelantado Mayor de Andalucía) y su segunda esposa, Catalina de Ribera, uno de los personajes más importantes de la Sevilla de la época. El fallecimiento de Pedro Enríquez en 1493 durante su regreso a Sevilla desde Granada, donde participó junto a los Reyes Católicos en la conquista de la ciudad, hizo que Catalina fuese la encargada de acometer la configuración inicial del palacio. Su primogénito y heredero de la casa, Fradrique Enríquez de Ribera, sería el primer marqués de Tarifa y su heredero, su sobrino Per Afán de Ribera y Portocarrero, el primer duque de Alcalá, origen de la Casa de Alcalá, una de las familias nobles más importantes de la ciudad. La Casa de Alcalá pasará a incorporarse, debido al matrimonio en 1625 de Juan Luis de la Cerda (VII duque de Medinaceli) con Ana María Luisa Enríquez de Ribera Portocarrero y Cárdenas a la Casa de Medinaceli, actuales propietarios del edificio.

visita,guiada,casa,de,pilatos,guia,turistico
jardines,del,palacio

Tras construirse la primera parte del palacio por Catalina de Ribera, su hijo y heredero Fadrique Enríquez de Ribera y su nieto Per Afán de Ribera y Portocarrero ampliaron y completaron la decoración de la casa. Encontramos por tanto en el edificio desde elementos góticos, mudéjares y renacentistas hasta de la mayor y mejor colección de azulejos de cuenca del siglo XVI de la ciudad, pasando por una importante colección de estatuas y bustos romanos y renacentistas conservados y expuestos por todo el recinto.

Una visita guiada de la Casa de Pilatos requiere al menos una hora y media de tiempo para recorrer las diferentes salas, patios y jardines que componen el palacio. Podemos considerarlo como la casa palacio más interesante y hermosa de la ciudad, es algo que no te esperas y te sorprenderá desde el primer momento.

Ir arriba